Costa e Islas de Venezuela

Venezuela tiene una gran tradición marítima debido a su situación geográfica y los 3.726 km. de costa en el Mar Caribe y Océano Atlántico, que van desde Castilletes al oeste en el Golfo de Venezuela hasta Punta Playa al este en el Delta del Orinoco, además de los 750 km. del Esequibo.  Frente a la costa, Venezuela posee una cadena de 11 grupos de islas de las Antillas Menores, las cuales son administradas como Dependencias Federales de Alta Mar (DPD. FED.).

Dentro de los conjuntos de islas, el Parque Nacional Archipiélago de los Roques es el más hermoso y puro de todos los ecosistemas marinos.  La sección terrestre está cubierta por una vegetación de maleza desértica tropical muy árida, mientras que los manglares son el criadero natural de múltiples especies de aves y animales marinos.  Bajo el agua son comunes los fondos arenosos dentro del atolón y en contacto con el mar abierto los arrecifes  de coral, similares a los que hay en los parques Morrocoy y Mochima.
Durante la época de la colonia, a lo largo de toda la costa fue construida una red de fuertes y fortines para la protección de las costas, aguas territoriales, puertos y centros poblados.  En la costa occidental del Golfo de Venezuela, una inmensa playa de arena fina se extiende desde Paraguaipoa hasta la boca del Lago de Maracaibo, donde se encuentran las fortificaciones que siempre han defendido el Golfo de Venezuela y la entrada al Lago de Maracaibo, entre las que destaca el Fortín San Carlos, sitio de gran valor histórico y turístico.  En la costa oriental del golfo la Península de Paraguaná ofrece playas de aguas tranquilas en bahías amplias; por el contrario, la costa oriental está formada por bahías pequeñas con brisa permanente.  El Parque Nacional Médanos de Coro está constituido principalmente por el Istmo de Médanos, rasgo fisiográfico único en Venezuela.  Los ecosistemas característicos de este parque son el monte espinoso tropical con zonas de médanos arenosos, espinares formados por grandes cactos, herbazales de vegetación baja y rastrera, amplias marismas en el Golfete de Coro, manglares arbustivos en la costa y bajo las aguas los campos de Thalassia y fondos arenosos.

A lo largo de toda la costa venezolana, el flamenco rosado (Phoenicopterus ruber) es un visitante permanente que se puede observar en ambientes especialmente protegidos como el Refugio de Fauna Los Olivitos, Boca de Caño, Cuare, P. N. Laguna de Tacarigua, Laguna de Unare y otros.  Se pueden observar grandes grupos de estas hermosas aves  acompañadas por la garza real, el alcatraz, las corocoras blanca o rojas, y diversas especies de patos entre otras.  Todos estos ecosistemas se caracterizan por la presencia del mangle rojo, mangle negro y botoncillo.  Se pueden observar diferentes características dependiendo de las condiciones de apertura con respecto al mar, como por ejemplo en el P. N. Morrocoy donde el ecosistema de mangle se considera semiabierto, semicerrado como en la Bahía de Mochima, o cerrado como en la Laguna de Tacarigua y La Restinga.

El litoral central, desde Puerto Cabello hasta Cabo Codera, ofrece una serie de bahías con playas de aguas claras y frescas, arena blanca y abundantes cocotales.  Entre Catia La Mar y Caraballeda los sitios y servicios disponibles para los turistas y temporadistas son excelentes, al igual que en la Isla de Margarita, que cuentan con parques nacionales y monumentos naturales, sitios históricos, iglesias coloniales, playas, hoteles y centros de diversión importantes.  En la isla son dignos de mencionar el Castillo de San Carlos de Borromeo (Pampatar), Fortín España (Santa Ana) y Fortín La Galera (Juangriego).  En la costa continental El Parque Nacional Mochima está formado por ambientes terrestres, costeros y marinos; que ofrece al buceador bajo las aguas cristalinas y tranquilas un paraíso coralino de efervescente vida multicolor.  En la costa las playas son famosas por su arena rosada como Playa Colorada, Los Hicacos, Sta. Cruz, etc., y en la montaña dentro de un ambiente fresco las magníficas vistas panorámicas, famosas por el espectacular paisaje de la costa y los encendidos atardeceres orientales.  La Península de Paria es un verdadero paraíso natural de una belleza desconocida y misteriosa tanto en la tierra como en el mar.  Fue en la población de Macuro donde desembarcó Cristóbal Colón y quedó tan impresionado por lo que vio que llamó “Tierra de Gracia” lo que hoy es Venezuela.

Isla de Margarita
Mapas Planos

Otras Páginas de Interés