DEMOGRAFÍA Y ECONOMÍA

La región central formada por el Distrito Federal y los estados Carabobo, Aragua y Miranda está densamente poblada.  Caracas es la capital de la República y primer centro político y económico con una población aproximada de 4,0 millones de habitantes, Valencia cuenta con más de 1,5 millones de habitantes; otras poblaciones importantes son Maracay, Maiquetía, La Guaira y Puerto Cabello.  En esta región la industria privada ha adquirido un gran desarrollo, por las ventajas fiscales otorgadas tiempo atrás para el establecimiento de industrias, que disminuyeran la dependencia  económica de un solo producto de exportación como lo es el petróleo.  Los principales renglones de producción industrial son los alimentos, textiles, bebida, mecánica, etc.  El comercio es otro de los principales renglones de producción, por lo que las comunicaciones también están muy bien desarrolladas.  También son importantes la cría industrial en granjas avícolas, en la cuenca del Lago de Valencia y Valle del Tuy y el cerdo en lugares aislados.

De la región occidental en los estados Lara, Falcón y Yaracuy la densidad poblacional es menor que en el centro.  La principal actividad productiva es la agricultura mecanizada de la caña de azúcar, maíz y algodón.  También están adquiriendo auge actualmente el urbanismo y la industria.  Las ciudades más importantes son Barquisimeto con 1,0 millón de habitantes aproximadamente, y otras San Felipe, Punto Fijo y Coro, centro histórico de gran importancia nacional.

El estado Zulia forma una región por si sola con una gran capacidad productora.  Desde los inicios de la explotación petrolera ha sido la región que más ha participado en los ingresos fiscales nacionales; con la extensión de la explotación petrolera por toda la costa oriental del lago, a esto hay que agregar las nuevas explotaciones de carbón en la Cordillera de Perijá.  Desde los años 50 el crecimiento industrial de Maracaibo y sus alrededores ha estado en continuo aumento, entre los que cabe mencionar el establecimiento del complejo petroquímico del Tablazo que produce fertilizantes, caucho sintético, materiales plásticos, explosivos, etc.  También hay plantas productoras y ensambladoras de maquinaria, material eléctrico y electrónico, elaboración de productos alimenticios, papel, cemento, etc.  El desarrollo agrícola y pecuario también ha sido notable, sobre todo al sur del lago después del saneamiento de estas tierras pantanosas, para ser el primer productor de leche y sus derivados en Venezuela.

La región andina se extiende por los estados Táchira, Mérida y Trujillo ocupando aproximadamente el 9,3% del territorio nacional.  Ésta región es la de mayor producción agrícola del país en hortalizas, tubérculos y ajos, además del tradicional café, en numerosos minifundos de producción agrícola intensiva.  Las ciudades de San Cristóbal del Táchira y Valera son centros poblados de importancia comercial y de servicios, con recientes repuntes industriales; mientras que Mérida es una ciudad marcadamente universitaria.  Hasta muy entrado el siglo XX los Andes fueron el refugio de familias que huían de las fiebres propias de las tierras bajas; a consecuencia de mejores salarios ofrecidos por las empresas petroleras de la cuenca del lago de Maracaibo la mano de obra emigro y desarticuló la economía del cafetal, por lo que se desviaron los capitales hacia otras inversiones, lo que trajo como consecuencia el atraso en el desarrollo regional.

Los llanos venezolanos se han dedicado tradicionalmente a la ganadería en las inmensos pastos naturales, donde la población de ganado vacuno oscila alrededor de los doce millones de cabezas,  que proporcionan gran cantidad de carne y productos lácteos al consumidor nacional.  Dentro de esta inmensa llanura la densidad poblacional es baja, con características culturales muy propias de la región.  Las recientes explotaciones petroleras en la Mesa de Guanipa, la agroindustria y las plantaciones forestales están iniciando un proceso de transformación de la economía regional.

La región de guayana está formada por los estados Bolívar, Amazonas y Delta Amacuro, ocupa el 51% del territorio nacional, la densidad poblacional es muy baja, localizada en polos de desarrollo regional.  Ciudad Guayana es el principal polo de desarrollo con las industrias básicas del hierro y aluminio, Ciudad Bolívar es el centro político administrativo regional y la zona de Upata‑Tumeremo, área de producción agrícola y pecuaria.

La región Guayana contiene las principales fuentes de agua y energía hidroeléctrica del país, con el mayor aprovechamiento en la represa Raúl Leoni (10 millones de kilovatios).  Bajo el dominio del estado venezolano, en la región Guayana se encuentra el 90% de las reservas forestales y lotes boscosos del país, como la Reserva Forestal de Imataca (3.203.250 Ha), Sipapo (1.215.500 Ha), El Caura (5.134.000 Ha), y La Paragua (782.000 Ha), sin embargo la explotación forestal es muy reducida en comparación a la superficie destinada a este fin, posiblemente debido a los rigurosos ordenamientos para la explotación y al difícil acceso de dichas áreas selváticas.  Grandes superficies del territorio están protegidas bajo la legislación de Parque Nacionales como Canaima (3.000.000 Ha), Serranía La Neblina (1.360.000 Ha), Parima‑Tapirapeco (3.500.000 Ha), Monumento Natural Tepuyes (1.069.820 Ha), Reservas de Biosfera Alto Orinoco (8.400.000 Ha) y Delta del Orinoco (1.125.000 Ha).  Los recursos mineros de la región son cuantiosos, en especial el hierro (industria nacionalizada en 1976) con reservas probadas de 2.000 millones de toneladas métricas de alto tenor; bauxita, oro, diamante (una de las más importantes del mundo), estaño, manganeso y otros metales pesado

Isla de Margarita
Mapas Planos

 

 

Caracas

 

Otras Paginas de Interés