DEMOGRAFÍA Y ECONOMÍA

Desde los inicios de la llegada de los españoles a América y durante la colonia, en Venezuela se ha producido una mezcla de razas de orígenes muy distantes.  A los pueblos autóctonos amerindios se le unieron los latinos colonizadores europeos y posteriormente los negros esclavizados africanos.  Durante la colonia el crecimiento de la población en el extenso territorio fue lento, hasta el inicio de las guerras de independencia, que por lo prolongadas y sangrientas disminuyeron considerablemente la población, de forma tal que Venezuela apenas contaba con 650.000 habitantes al lograr su independencia.  Lentamente creció nuevamente hasta alcanzar los dos millones a principios del siglo XX.

Importantes mejoras sanitarias que se iniciaron en la década de 1930 disminuyeron notablemente la mortalidad, que unido a una tasa de natalidad alta (28,3 por 1.000 habitantes) permitió un rápido crecimiento poblacional.  Por eso es que actualmente la pirámide de edades tiene una base muy ancha, con 38,8% de la población en edades entre 0‑14 años, 55,7% entre 15‑59 años y 5,5% mayores de 60 años.  Hoy día la composición étnica está formada por un 67% de mestizos resultado de la unión de las tres razas, 21% de europeos principalmente de origen latino, 10% de negros y 2% de amerindios.  La población total de Venezuela sobrepasa los 21 millones de habitantes, con una distribución de aproximadamente el 83% residenciada en los principales centros urbanos del país.

Por consecuencia de la explotación petrolera, a partir de 1920 se inició lentamente al principio un incremento del producto territorial bruto que permitió la modernización del país e inicio el intercambio comercial internacional.  En general, el nivel de vida de la población subió considerablemente; sin embargo, el proceso de industrialización vino a iniciarse a partir de los años 60 y diversificarse después en los 70, cuando los altos precios del petróleo permitieron disponer de inmensos recursos financieros.  Todo el sistema financiero nacional está presidido y regulado por el Banco Central de Venezuela, propiedad del estado y emisor de la moneda nacional, el Bolívar.  También existen numerosas entidades bancarias privadas de reconocida estabilidad, y organismos financieros del estado destinados a propiciar el desarrollo industrial en todas sus áreas a través de préstamos a largo plazo.

El comercio exterior es muy grande en relación al producto territorial bruto, las exportaciones principales son el petróleo y materias primas minerales, y en menor grado las exportaciones no tradicionales más importantes son el café, cacao y otros productos agrícolas.  Las importaciones son en su mayor parte maquinarias, productos químicos, aparatos eléctricos, acero y cereales.

El desarrollo económico de Venezuela era pequeño y de características principalmente agrícolas, hasta el inicio de la explotación petrolera en el Lago de Maracaibo, en la década de 1920.  La Reforma Agraria destinada principalmente al establecimiento de nuevas tierras agrícolas tuvo un éxito poco significativo; actualmente los principales renglones de producción son la caña de azúcar, plátano, maíz, sorgo, arroz, café, algodón, ajonjolí, cacao y frutales en general.  La producción pesquera tiene grandes posibilidades de desarrollo, sobre todo en la plataforma continental de Nueva Esparta, Delta Amacuro, Golfo de Cariaco y Golfo de Venezuela, las especies de peces y crustáceos comestibles son abundantes y han permitido el desarrollo de una flota pesquera y las industrias conserveras derivadas.  También en los grandes ríos, la diversidad de peces son un potencial pesquero de importancia

Isla de Margarita
Mapas Planos

 

 

Caracas

 

Otras Paginas de Interés